Educación y conducta canina y felina CPDT-KA, Dip.ABST, CBATI Dip.Professional Dog Trainer Guardería a domicilio Perros de Lectura
Educación y conducta canina y felinaCPDT-KA, Dip.ABST, CBATIDip.Professional Dog TrainerGuardería a domicilioPerros de Lectura

La decisión de adoptar un gato adulto

Me gustan los gatos en general pero me adoro a los gatos adultos. Tienen el carácter formado y lo que ves, es lo que hay. No suelen dar sorpresas y, en general son más tranquilos que los cachorros que necesitan explorar el mundo por lo que, con los gatos adultos, aunque debes dedicarles tiempo, no tienes que estar tan pendiente de ellos y no te ponen el corazón en vilo cuando no los ves.

 

Los cachorros son geniales, muy divertidos pero agotadores. Trepan, saltan, se esconden, cazan todo lo que tienen a mano (incluidos manos y pies humanos)...., no paran. Cuando llegan, es preciso poner la casa a prueba de gatitos, proteger ventanas, enchufes... etc. invertir tiempo en ellos y en enseñarles a jugar adecuadamente, sobre todo si son muy pequeños y no han disfrutado de un periodo de socialización adecuado. Todas ellas son tareas placenteras pero que requieren de mucha dedicación por nuestra parte. Casi todas las personas que adoptan un gato, incluida yo misma la primera vez, suelen elegir a gatos pequeños y no me extraña, porque son adorables pero, llegados a estas alturas, prefiero, los gatos ya creciditos, con historia y experiencia en la mirada que, además, suelen estar más necesitados de esa segunda oportunidad.

 

Marcar el territorio y buscar comodidad


Los gatos adultos no son como los coches usados que se encuentran fuera de circulación por tener alguna avería. Son seres vivos que precisan una segunda oportunidad por motivos muy diversos: Se han perdido y al no estar identificados, no pueden volver a casa; Sus humanos han fallecido o no pueden hacerse cargo del animal por diversos motivos... etc. Sin entrar a valorar los motivos que han provocado que el gato adulto vaya a parar a nuestro hogar, es hora de empezar a conocer al nuevo miembro de la familia para adaptarnos a sus necesidades y ayudarle en estos primeros momentos.


Es probable que durante los tres o cuatro primeros días el gato coma menos de lo que debería o que, incluso, deje de comer. Simplemente es una consecuencia de su cambio de vida. Dale tiempo y espacio a que se adapte.


Debes ser consciente que, hay determinadas conductas que pueden ser molestas para ti, pero que son normales para el gato y más, si no ha conocido otra cosa antes. En consecuencia, no deben ser castigadas, pero puedes tomar medidas para prevenirlas o reducirlas.


Subir a las estanterías o marcar los sofás son conductas normales que pueden prevenirse si el gato dispone de un poste rascador. De todos modos, no olvides que tienes un gato en casa así que, si tienes objetos valiosos en las estanterías que quieras conservar, te recomiendo que los guardes en sitio seguro, por lo menos, al principio, mientras os vais conociendo.


El juego nocturno puede disminuir si nos preocupamos de estimular la conducta de juego durante el día, especialmente por la tarde. ¿Qué hará un gato de casa, si no le incentivamos mediante el juego, para gastar su tiempo? Probablemente comer, dormir y engordar.


Todos tenemos un lugar particular del sofá que no queremos que nos ocupen. Con los gatos pasa lo mismo. Cada uno tiene su sitio preferido en casa y se encargan de dejar bien claro cuál es. En las patas, los gatos poseen algunas glándulas especiales que desprenden feromonas para marcar su territorio. Cuando nuestro gato quiere avisarnos que tal o cual cojín o sitio del sofá es suyo, amasa la zona, liberando así esas feromonas. Por otra parte, a veces, simplemente quieren estar cómodos y si una manta o un almohadón no se ajustan a las exigencias de nuestro gato, intentan acomodarlo amasando con sus patas. Así de fácil.

 

Adaptarse al recién llegado. Cuando Bufy llegó a casa


Cuando mi gata Bufy llegó a casa, había pasado mucha hambre. Venía de la calle donde tenía que competir por los recursos con otros gatos y estaba enferma. Fue intervenida de una hernia diafragmática (el diafragma se rompe y los órganos de las cavidades torácicas y abdominal quedan desubicados) que puso en peligro su vida al no poder alimentarse adecuadamente


Los primeros días nos sorprendía su conducta puesto que, a pesar de ser una gata muy cariñosa, se quedaba en el pasillo entre el salón y la cocina. Había algo que le impedía relajarse por completo.
Tras unos pocos días de esta situación, decidimos ponernos a vista de gato para ver qué sucedía, es decir, nos pusimos a ras de suelo y, entonces, lo vimos claro.


La respuesta era simple. Quería estar en la zona caliente de la casa, el salón, para poder recibir los mimos y caricias que tanto le gustaban pero, por otro lado, su instinto de conservación, le obligaba a "vigilar" los comederos que estaban ubicados en la cocina.


Con la instalación de un comedero en el salón, Bufy se relajó y empezó a disfrutar de la convivencia en familia sin tener que preocuparse por la comida.


Cuando intentamos entender porqué hacen una cosa u otra, es importante procurar verlo tal y como lo perciben ellos para poderlos comprender.

Contacto

Perrygatos


Rosa Roldán Pérez
Correo electrónico: info@perrygatos.es

Teléfono: 649962426

formulario de contacto.

 

Incluida en el Registro de Entidades, Centros y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, en la sección 1ª con el número 832

 

Reconocimiento Rioja 2013 de Iniciación a la Excelencia Empresarial concedido por Gobierno de La Rioja a través de la Agencia de Desarrollo Económico (ADER)

Perrygatos dispone de hojas de reclamación en cumplimiento de la Ley 5/2013, de 12 de abril, para la defensa de los consumidores en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

 

Modelo

Google+

Tablón de anuncios

Consultas sobre comportamiento canino y felino

 

Todos los martes de 16:00 a 18:30 horas, estamos en Consulta en nuestra aula de Torremuña 15 bajo (Logroño).

 

Puedes solicitar tu cita, en el 649962426