Educación y conducta canina y felina CBATI, Dip.Professional Dog Trainer Guardería a domicilio Perros de Lectura
Educación y conducta canina y felinaCBATI, Dip.Professional Dog TrainerGuardería a domicilioPerros de Lectura

El calor y los parásitos

 

Los parásitos en los perros y gatos son mucho más comunes de lo que se cree y, por ello, es muy importante mantener el calendario de desparasitaciones al día. Muchas veces pensamos que si un animal no sale a la calle, o sale a lugares “muy limpios”, no corre peligro de coger parásitos pero esto es falso pues muchas veces, nosotros mismos podemos llevarlos a casa en nuestra ropa o calzado. 

 

La llegada de la primavera es el anuncio de buen tiempo pero también de los riesgos asociados a un mayor número de luz y, por tanto, mayor número de horas en la calle.

 

La importancia de desparasitar, no radica únicamente en preservar la buena salud de nuestros compañeros de cuatro patas, sino como una forma de protegernos también a nosotros y a nuestra familia ya que, algunos parásitos pueden ser transmisibles al ser humano. Para poder tener un buen control antiparasitario, es necesario seguir las recomendaciones de nuestro veterinario.

 

Cuando incorporamos un animal a nuestra familia, nuestro veterinario puede recomendar realizar un análisis coprológico o, lo que es lo mismo, un estudio de heces, independientemente de si el animal estaba o no desparasitado. Si los resultados arrojan positivo a alguno o varios tipos de parásitos, es necesario desparasitar inmediatamente.

 

 

Parásitos externos

 

Es la época de pulgas y garrapatas, que no solo afectan a nuestros animales sino también a nosotros, los humanos. Por ello es preciso extremar las medidas de precaución.

 

Las pulgas y garrapatas son parásitos externos que causan bastante malestar y pueden llegar a transmitirles enfermedades que, si bien no revisten demasiada gravedad en individuos sanos, pueden ser peligrosas en individuos muy jóvenes e inmunodeprimidos. En cualquiera de los casos son ciertamente incómodas. El continúo rascado causa molestias e inquietud.

 

Las pulgas son capaces de causar anemia, en caso de infestación masiva. Por otra parte, son muchos los problemas que la parasitación por pulgas pueden causar en nuestro animal, pero serán aún más graves, si por desgracia es alérgico a determinadas sustancias presentes en la saliva del parásito.

 

El diagnóstico se basará en la visualización de las pulgas propiamente dichas así como sus heces en la superficie del animal. Las heces dejan un trazo rojizo sobre un papel blanco levemente humedecido. El tratamiento de la infestación por pulgas incluye:

  • Eliminar las pulgas de todos los animales de la casa.
  • Eliminar todas las pulgas del hogar.
  • Eliminar las pulgas del medio ambiente exterior.
  • Prevenir la futura exposición a las pulgas y a animales infestados con pulgas.

 

Las garrapatas son miembros de la familia de las arañas, y son parásitos succionadores de sangre capaces de transmitir una gran variedad de enfermedades (babesia, anaplasmosis, hemobartonelosis, fiebre de las montañas, ehrlichiosis, tularemia, borreliosis), además de provocar desórdenes dermatológicos, parálisis y anemia.

 

La infestación por garrapatas es menos preocupante que las enfermedades que transmiten, y depende de varios factores, incluidos la temperatura ambiental, humedad y disponibilidad de huéspedes.

 

La garrapata se sujeta por sí misma al animal huesped, clavando su mandíbula profundamente en los tejidos para alimentarse. En el sitio de la mordedura se produce una reacción inflamatoria, quedando una costra después de extraer la garrapata.

 

Las garrapatas pueden causar un sinfín de problemas además de irritación, y en algunas ocasiones reacciones alérgicas. Dependiendo del número, del tamaño del animal y su estado general de salud, las garrapatas pueden succionar una gran cantidad de sangre causando anemias. La pérdida de sangre puede advertirse en un pelaje empobrecido y en pérdida de peso llegando, incluso, a la muerte. Aún sin llegar a causar anemia, la picadura de la garrapata es irritante y puede generar el desarrollo de reacciones de hipersensibilidad. Toda esta problemática puede evitarse realizando un seguimiento exhaustivo de la presencia de parásitos, en el animal y, llegado el caso, utilizando correctamente los productos destinados a esta función. La aplicación periódica de métodos de prevención contra pulgas y garrapatas, depende del estilo de vida del animal y de las características de su entorno.

 

Debemos adelantarnos y poner remedio, de cara a la primavera y verano:

  • En el caso de los perros, la utilización regular de un champú antiparasitario específico, contribuirá a reducir la carga de parásitos sobre el animal. El lavado además supone una oportunidad para poder observar la piel del animal y detectar más fácilmente si presenta algún tipo de infestación.
  • Protegeremos al animal desde primavera. Los collares antipulgas y antigarrapatas son muy efectivos pero, si tu perro es de los que está todo el día metido en agua, no le servirá de nada. Tampoco los sprays suelen ser efectivos en estos casos. En estos casos, lo más efectivo son las pipetas.
  • Se debe mantener el tratamiento contra las garrapatas toda la primavera y verano. Las garrapatas suelen desaparecer en otoño, cuando empieza a refrescar, así que, hasta entonces, necesitarás renovar la protección de forma periódica.

 

En caso que estemos hablando de cachorros, es importante fijarse bien en la etiqueta, porque no todos los productos son adecuados para ellos. No es buena idea aprovechar el sobrante del collar adquirido para el perro mayor de la casa. Actualmente, existen productos que pueden utilizarse a partir de los cuatro días de edad tanto para perros como para gatos. También hay productos específicos para cachorros, normalmente a base de repelentes.

 

Teniendo en cuenta que la mayoría de pulgas y garrapatas encuentran el interior de nuestros hogares de lo más cómodo, el aspecto más complejo de la lucha contra los parásitos externos es la prevención en el entorno, bien sea casa o jardín. Existen productos específicos para proteger nuestra vivienda de tan indeseables huéspedes. El veterinario y el comercio especializado pueden orientarnos sobre este punto.

 

Cuando a pulgas y garrapatas se refiere, queda claro que la prevención, es fundamental para garantizar el bienestar de nuestros perros y gatos y para hacerlo bien, lo ideal es consultar a un especialista quien nos aconsejará de forma personalizada según las características del animal, su hábitat y sus hábitos.

 

Los parásitos internos. El peligro oculto….. 

 

El Toxocara canis es uno de los parásitos intestinales más comunes en perros y gatos. Tienen aspecto alargado y por eso, son comúnmente conocidos como “espaguetis”.  Pueden producir diarreas y en algunos casos vómitos. Este parásito puede contagiarse a las personas y, por ello, se deben seguir medidas de higiene básicas, como lavarse las manos tras jugar con nuestro perro o nuestro gato y, sobre todo, después de recoger las heces. Hay que educar a los niños, para que adopten este tipo de medidas de higiene como una rutina más. 

 

Otro parásito muy común es el Diphylidium caninum. Son cortos y planos por lo que son conocidos popularmente como “granos de arroz”.  Estos parásitos completan su ciclo vital a través de los huevos de las pulgas y, por esta razón, se hace especialmente importante, controlar los parásitos externos, mediante un producto específico. Cada vez que un perro o gato presenta pulgas, probablemente tendrá también parásitos intestinales. 

 

Existen muchos otros parásitos que pueden tener los perros y gatos y por eso es fundamental seguir las pautas adecuadas de desparasitación en función del animal, del tipo de vida y actividad que realiza y del producto usado. Normalmente la desparasitación interna se consigue aplicando pipetas externas de amplio expectro (desparasitan interna y externamente) o administrando pastillas específica por vía oral.

 

El buen tiempo es para disfrutarlo. Con unas sencillas pautas de prevención, nos aseguraremos la tranquilidad de un perro sano y feliz.

 

 

Contacto

Perrygatos


Rosa Roldán Pérez
Correo electrónico: info@perrygatos.es

Teléfono: 649962426

formulario de contacto.

 

Incluida en el Registro de Entidades, Centros y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, en la sección 1ª con el número 832

 

Reconocimiento Rioja 2013 de Iniciación a la Excelencia Empresarial concedido por Gobierno de La Rioja a través de la Agencia de Desarrollo Económico (ADER)

Perrygatos dispone de hojas de reclamación en cumplimiento de la Ley 5/2013, de 12 de abril, para la defensa de los consumidores en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

 

Modelo

Google+

Tablón de anuncios

Consultas sobre comportamiento canino y felino

 

Todos los martes de 16:00 a 18:30 horas, estamos en Consulta en nuestra aula de Torremuña 15 bajo (Logroño).

 

Puedes solicitar tu cita, en el 649962426