Educación y conducta canina y felina CPDT-KA, Dip.ABST, CBATI Dip.Professional Dog Trainer Guardería a domicilio Perros de Lectura
Educación y conducta canina y felinaCPDT-KA, Dip.ABST, CBATIDip.Professional Dog TrainerGuardería a domicilioPerros de Lectura

Mi gata me tiene domesticada

Estoy convencida de no descubrir nada nuevo a los que tenéis gato en casa y este artículo no va de gatos tiranos o, por lo menos, no en el mal sentido. De todos es sabido, que nuestros mininos son unos personajes extremadamente inteligentes y sensibles a la vez. Y la lectura, por ejemplo, les encanta. O por lo menos, les encanta ejercer su poder para dejarnos leer sólo cuando a ellos les interesa.


Ayer fue una de esas tardes. Una vez decidida a ponerme a estudiar un rato, mi gata decidió, por su parte, que era el momento ideal para que le hiciera caso y la mimara un rato.


Y, mi gata en concreto, se encargó, como siempre, de dejármelo muy clarito utilizando todos los recursos a su alcance. Primero maullando en tono lastimero, luego restregándose contra el lomo del libro, plantando sus patitas sobre las páginas e, incluso, acostándose encima del ejemplar. Y no se trataba del celo de las gatas, porque está esterilizada desde la pubertad. Se trata del poder de atracción que ejerce el papel sobre los gatos. Está demostrado que si dejas un taco de papeles sobre la mesa, rápidamente vendrá un gato a tomar posesión del montón y costará un buen rato quitarlo de encima.


Mi gata continuaba con su tarea titánica de reclamar mi atención a toda costa, en detrimento del ejemplar que pretendía estudiar. Yo la miraba entre divertida y curiosa por averiguar qué poder oculto encierran las páginas de un libro para que, según las ve, se sienta atraída irremediablemente a tumbarse encima.


En esos momentos, no hay nada que hacer. Por mucho que intentes quitarla de encima, vuelve una y otra vez, empeñada en no dejarme en paz hasta salirse con la suya ¿Os suena?
Al final te rindes. Dejas que marque el libro con su olor. Que se refrote. La acaricias, la mimas y ella sigue con su tarea de "apropiarse" del nuevo libro con su olor. Toda la casa es suya pues lleva su marca (y yo, por supuesto, también).


Una vez satisfecha su curiosidad, decide dejarme estudiar y aprovecha para acurrucarse en mis piernas haciéndose un ovillito mientras yo continúo la tarea, procurando no moverme mucho para no despertarla. Y encima, me siento feliz de que mi preciosa gata decida compartir su tiempo conmigo.


Y lo mismo pasa si quieres trabajar con el ordenador. Las teclas se convierten en el oscuro objeto de deseo de mi gata que, en ese preciso momento, decide que es el mejor lugar de la casa para echarse una siesta. Ya no me resisto. Lo acepto como parte del trato de convivir con un ser tan especial. Como mucho trato de negociar un espacio para continuar trabajando o la convenzo de lo bien que se está al lado del ordenador supervisando lo que hago.


Lo mismo ocurre en el momento que decides hacer un descanso e ir a por algo de comer; Ella reclamará su parte de forma vistosa, con maullidos lastimeros, muerta de hambre, obviando totalmente los cuencos repletos de pienso que tiene al lado. El caso, es compartir lo que hayas decidido coger de la nevera. Todo le sabe rico porque, al fin y al cabo, es tuyo y, ella, se ha salido con la suya.


A veces, el tiempo nos absorbe y, olvidamos lo que es realmente importante. Olvidamos esos momentos tan "educativos" con nuestros gatos en los que aprendemos realmente cómo son mientras ellos nos miran desde sus grandes ojos redondos y profundos.


Me encanta dedicar tiempo a mis gatos. Observarlos y aprender cómo intercambian mensajes entre ellos y con nosotros. Es de lo más enriquecedor conocer bien a tu gato. Saber qué le gusta y qué no y, sobre todo, la forma en que te lo hace saber.


No hay dos gatos iguales. Cada cual tiene su propia personalidad, y si somos capaces de aceptarla, resultará más fácil interpretar sus interesantísimos códigos de comunicación.


Por eso, muchas veces pienso que mi gata me tiene totalmente domesticada.

 

Colaboración con Pelo Pico Pata Nº 92 (Junio 2013)

Contacto

Perrygatos


Rosa Roldán Pérez
Correo electrónico: info@perrygatos.es

Teléfono: 649962426

formulario de contacto.

 

Incluida en el Registro de Entidades, Centros y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, en la sección 1ª con el número 832

 

Reconocimiento Rioja 2013 de Iniciación a la Excelencia Empresarial concedido por Gobierno de La Rioja a través de la Agencia de Desarrollo Económico (ADER)

Perrygatos dispone de hojas de reclamación en cumplimiento de la Ley 5/2013, de 12 de abril, para la defensa de los consumidores en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

 

Modelo

Google+

Tablón de anuncios

Consultas sobre comportamiento canino y felino

 

Todos los martes de 16:00 a 18:30 horas, estamos en Consulta en nuestra aula de Torremuña 15 bajo (Logroño).

 

Puedes solicitar tu cita, en el 649962426