Educación y conducta canina y felina CPDT-KA, Dip.ABST, CBATI Dip.Professional Dog Trainer Guardería a domicilio Perros de Lectura
Educación y conducta canina y felinaCPDT-KA, Dip.ABST, CBATIDip.Professional Dog TrainerGuardería a domicilioPerros de Lectura

Perros y estrés

Hasta hace relativamente pocos años, los perros vivían en estado de semilibertad, pues tenían una labor. Eran animales de trabajo y utilidad. Todos tenían un fin para el que se habían criado y, en muchas ocasiones, de forma selectiva, para potenciar aquella cualidad que los hacía tan especiales: Ladrar en el caso de guarda, conducir rebaños…..


Con el crecimiento de las ciudades, muchos animales pasaron a despeñar una labor de compañía y se volvieron víctimas de los mismos males que nos aquejan a los humanos. Estrés, soledad,…Sensitivos por naturaleza, los perros, pueden llegar a asumir nuestro estrés y aceptarlo como suyo. El estrés se produce, en la mayoría de los casos, por cambios en el ambiente. Sin embargo no es algo serio, a menos que sea prolongado, lo que puede producir efectos negativos.


El estrés es necesario (todos necesitamos un cierto grado de estrés para vivir) y es favorable cuando motiva al organismo para ajustarse al ambiente. Por ejemplo, todos los perros durante el adiestramiento, sufren cierto grado de estrés que es lo que les permite aprender. No es negativo ni malo para el perro, sino un motivador para el aprendizaje. Es el mismo estrés que sufrimos cuando nos enfrentamos a un examen, a una entrevista de trabajo…..


Por otro lado, el estrés puede ser dañino cuando el perro no puede conseguir aquello que anhela. Por ejemplo, un perro que pasa toda su vida encerrado en un patio, necesita libertad, contacto social y ejercicio, pero no puede conseguir esas cosas. La necesidad es muy fuerte pero el animal no puede satisfacerla, por lo que desarrolla conductas patológicas.


Cuando el estrés es agudo (lo que ocurre sólo en ciertas ocasiones), el perro suele dar señales de advertencia que, lamentablemente, la mayoría de los humanos ignoramos bien por desconocimiento o por simple descuido. Algunas de esas señales incluyen lamerse los labios, bostezar, rascarse repetidamente, gruñir y mostrar los dientes.


En muchos casos, se castigan las señales más agresivas, como el gruñido o mostrar los dientes. El problema en esos casos, es que el perro aprende a reprimir las señales de advertencia antes de agredir, pero no se eliminan las causas de estrés.


Las evidencias del estrés son variadas en los perros. Algunos ladrarán más, aullaran, intentarán morder y gruñirán. En otros casos, nos encontraremos con perros que vomitan, enferman con frecuencia y se automutilan, lamiéndose o mordiéndose de forma compulsiva, hasta hacerse daño.


Es característico, en los perros con estrés, que se vuelvan más dañinos con el ambiente que los rodea. Pueden destruir muebles y objetos. En estos casos, lo que nunca hay que hacer es castigar al animal, puesto que solo trata de evidenciar que tiene un problema y, esta es la forma de decirnos que algo ocurre en su interior.

En nuestra sociedad, muchos perros sufren problemas de estrés por el encierro prolongado en nuestros hogares y la falta de ejercicio y estimulación mental.


Está comprobado que, el aburrimiento y la separación, son las dos causas más comunes de estrés, por lo que, invertir tiempo de calidad con nuestro perro, es una buena táctica. El perro, como animal social que es, no está programado para vivir solo, pero se le puede enseñar a aceptar los periodos de soledad que nos impone nuestro trabajo y nuestro ritmo de vida.


La rutina es otro elemento importante que ayuda a liberar a nuestros animales del estrés. No significa imponer un horario estricto y hacer lo mismo todos los días sino facilitar pautas al perro para comer, pasear o jugar. Los perros necesitan ejercicio, normas y cariño. Podemos enseñarle a “ganarse” el paseo o el tiempo de entrenamiento o juego mediante adiestramiento. También podemos ofrecerle juguetes interactivos que lo mantengan entretenido mentalmente (en el mercado podemos encontrar de muchos tipos, precios y características). De esta forma ocupamos el tiempo libre del animal en una actividad placentera y le ayudamos a superar la sensación de soledad. Pero sobre todo, lo más importante es pasar tiempo con él, tiempo de calidad y que beneficie a ambos, consolidando la relación hombre-perro.


Rosa Roldán - Perrygatos

Educadora canina y técnico en comportamiento canino y felino

www.perrygatos.es 

 

Perros estresados. Colaboración en Revista Pelo Pico Pata Nº 75

Contacto

Perrygatos


Rosa Roldán Pérez
Correo electrónico: info@perrygatos.es

Teléfono: 649962426

formulario de contacto.

 

Incluida en el Registro de Entidades, Centros y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, en la sección 1ª con el número 832

 

Reconocimiento Rioja 2013 de Iniciación a la Excelencia Empresarial concedido por Gobierno de La Rioja a través de la Agencia de Desarrollo Económico (ADER)

Perrygatos dispone de hojas de reclamación en cumplimiento de la Ley 5/2013, de 12 de abril, para la defensa de los consumidores en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

 

Modelo

Google+

Tablón de anuncios

Consultas sobre comportamiento canino y felino

 

Todos los martes de 16:00 a 18:30 horas, estamos en Consulta en nuestra aula de Torremuña 15 bajo (Logroño).

 

Puedes solicitar tu cita, en el 649962426