Educación y conducta canina y felina CBATI Guardería a domicilio Perros de Lectura
Educación y conducta canina y felinaCBATIGuardería a domicilioPerros de Lectura

Perros pequeños al poder

En la actualidad los perros de razas pequeñas, también llamados perros miniatura o toy, se han convertido en compañeros comunes de niños y adultos pasando a formar parte de la familia.


El poco espacio que ocupan dentro del hogar, así como el mínimo gasto que implica su manutención son algunas de las razones que explican el boom del perro pequeño. Nunca debemos perder de vista que también necesitan de visitas veterinarias periódicas pero, algunas de las razas más pequeñas, también son de las más resistentes y vigorosas y con la adecuada prevención y cuidado, viven sanos muchos años..


Si bien los perros de razas pequeñas no suponen un gran desembolso económico en su alimentación o en necesidades de espacio, si son muy exigentes en atenciones dentro del hogar y tendremos que poner de nuestra parte para lograr una correcta educación y que nuestro pequeño amigo aprenda las normas que rigen la convivencia dentro de la casa y el grupo familiar.


Estos perritos casi siempre inspiran ternura debido a su pequeño tamaño, más aún si son cachorros hasta el punto de que, muchos propietarios los tratan como niños pequeños o, incluso bebés, cuando lo cierto es que son animales que precisan orden en su vida.


Estas razas son, por lo general, muy longevas. Algunas tienen una esperanza de vida superior a los 17 años.

 

Perros a medida

 

Generalmente estas razas de perro más pequeñas son fruto de la intervención humana en la evolución, seleccionando durante siglos para la cría, los ejemplares más pequeños. Un claro ejemplo es el Yorkshire, dedicado antaño a la caza de alimañas en graneros, ahora convertido en rey del sofá. No obstante también hay casos donde la mano del hombre apenas ha influido en el tamaño.

 

Algunas razas tienen tamaños pequeños de forma natural, como los Shih Tzu o los Chihuahua, mientras que otros surgieron como versiones pequeñas de perros de caza o de trabajo mediante la selección humana, a partir de razas de tamaño medio, como sucede con los Spaniels, los Pinschers y los Terriers.


Entre los perros miniatura destacan los Schnauzer Miniatura, el Chihuahua, el Yorkshire, el Terrier Dachshund, el Caniche, el Bichón maltés y el Pug, entre otros muchos. Además, las series televisivas, favorecen que una u otra raza de perro pequeño, se ponga de moda, creciendo rápidamente la demanda.

 

El perro ideal

 

Cada perro tiene su propia personalidad pero lo cierto es que las características propias de cada raza de perro pequeño, les otorgan un sello propio de comportamientos dentro y fuera de casa.

 

En general, podemos decir que los perros Pekinés o Shih-Tzu, son bastante tranquilos y requieren de poco ejercicio pero, a cambio, necesitan muchos cuidados de pelo y cepillados frecuentes; El Schnauzer precisa citas regulares de peluquería, además de ejercicio diario al aire libre; Los Teckel Miniatura precisan de grandes dosis de paciencia pues son muy divertidos y curiosos. Además seguirán siendo traviesos cual cachorros, durante toda su vida.

 

No existe un perro ideal o perfecto que sirva para todo el mundo: Que sea tranquilo, dócil, inteligente, saludable, y que, además, requiera mínimas atenciones. La responsabilidad de elegir el animal que mejor se adapta a la forma de vida de la familia, es fundamental. Conocer la raza, las características y necesidades es obligatorio y, una vez en casa, debemos respetar la naturaleza del animal y establecer unas pautas de educación para una mejor convivencia.

 

Es importante considerar que no basta con elegir un perro con un cuerpo pequeño ya que lo verdaderamente importante es el carácter del perro y la actitud innata para convivir armoniosamente con la familia y, más aún, con los niños de la casa.

 

La educación es importante aún en razas minis

 

Por su reducido tamaño, los perros minis se convierten en dueños y señores de las habitaciones de las casas, pero además comparten sofá, cama y muchas veces, áreas comunes en el comedor, cocina o baño.


Es preciso establecer normas desde el primer momento. Los perros minis incitan a los mimos.

 

Muchas veces y, de forma inconsciente, se permiten y fomentan conductas que pueden resultar poco adecuadas pero resultan graciosas y se van perpetuando, como subirse a los muebles, sobre las personas, ladrar al menor ruido, gruñir o morder si algo le molesta, comer o pedir en la mesa, entre otras.... Un perro que es visto y tratado como un niño pequeño, puede convertirse en un potencial tirano que crecerá sin orden ni disciplina. Para evitar conflictos, es necesario saber educar y entender a nuestro pequeño amigo. A pesar de su talla, no son niños y, es bueno darles un lugar de descanso propio, horarios y rutinas para que todo siga un orden lógico.

 

Todos los perros, aunque sean pequeños, requieren de paseos diarios, ejercicio, diversión y educación. Por ser más pequeños no se acatarran más fácilmente y el tamaño no es excusa para no sacarlo a pasear y correr. De hecho, entre las razas más pequeñas, se encuentran los perros más enérgicos y resistentes como, por ejemplo, el Jack Russell que gusta de ejercitarse de forma vigorosa.

 

Perros mini y niños

 

Los perros minis no son necesariamente, los mejores amigos de los niños. Los pequeños humanos pueden llegar a ser muy traviesos y descuidados con los perritos, lo que puede no solo poner en riesgo la salud del perro sino también la del niño.

 

Hay razas con un carácter marcado que, muchas veces, choca frontalmente con las travesuras y juegos de los niños como, por ejemplo, los westy. El Yorkshire Terrier o el pequinés, tampoco soportan demasiado bien los juegos infantiles. Una buena socialización del animal junto con una escrupulosa supervisión del menor por parte de los padres, facilitan la convivencia y la tolerancia.

 

Conclusión

 

Ejercicio, educación y cariño, todo en su justa medida, para disfrutar de la compañía de los perros de razas pequeñas.

 

Colaboración con Revista Especies Nº 166

Contacto

Perrygatos


Rosa Roldán Pérez
Correo electrónico: info@perrygatos.es

Teléfono: 649962426

formulario de contacto.

 

Incluida en el Registro de Entidades, Centros y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, en la sección 1ª con el número 832

 

Reconocimiento Rioja 2013 de Iniciación a la Excelencia Empresarial concedido por Gobierno de La Rioja a través de la Agencia de Desarrollo Económico (ADER)

Perrygatos dispone de hojas de reclamación en cumplimiento de la Ley 5/2013, de 12 de abril, para la defensa de los consumidores en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

 

Modelo

Google+

Tablón de anuncios

Consultas sobre comportamiento canino y felino

 

Todos los martes de 16:00 a 18:30 horas, estamos en Consulta en nuestra aula de Torremuña 15 bajo (Logroño).

 

Puedes solicitar tu cita, en el 649962426