Educación y conducta canina y felina CBATI Guardería a domicilio Perros de Lectura
Educación y conducta canina y felinaCBATIGuardería a domicilioPerros de Lectura

Bigotes de gato

¿Sabíais que los bigotes del gato funcionan como receptores de tacto y que se denominan vibrisas?. Este tipo especial de pelos, son extremadamente sensibles y proporcionan al gato una gran cantidad de información como, por ejemplo, la presencia de obstáculos, presas, distancia, corrientes de aire e, incluso, las dimensiones de espacios a atravesar.

 

Este último detalle es especialmente importante en gatos silvestres que sobreviven gracias a su instinto y su buena forma.

 

Actualmente, entre los gatos domésticos, se ha extendido cierta tendencia a la obesidad que hace que no todos nuestros gatos, pasen necesariamente por los espacios que delimitan sus vibrisas.

 

Las vibrisas son los primeros pelos que se desarrollan en el útero materno. Poseen el doble de grosor que cualquiera de los otros tipos de pelo y se insertan profundamente en la piel. Cada pelo dispone de su propio músculo erector que le dota de movimiento y la raíz de cada uno de ellos se aloja dentro de una cápsula rellena de sangre conectada a una red de nervios sensoriales. Por eso, no se deben cortar, aunque, se renuevan de forma natural cada cierto tiempo por lo que, no es raro, encontrar alguno de vez en cuando.

 

Estos pelos, denominados vibrisas dotan de expresividad a nuestro gato. Los bigotes acompañan el movimiento de orejas, ojos y son un claro indicador del estado de ánimo del felino.

 

Los gatos tienen 4 tipos de vibrisas:

  • Mistaciales que son los bigotes propiamente dichos.

  • Genales, que crecen en los laterales de los ojos

  • Superciliares, que nacen por encima de los ojos

  • Mandibulares, que salen de la barbilla.

 

Además de esos, también encontramos unos pelos parecidos también receptores de tacto, en la parte trasera de cada pata delantera.

 

En realidad, todos esos pelos (incluidos los del bigote) y llamados técnicamente vibrisas, tienen una función fundamental sensorial en los gatos.

Cada pelo dispone de una serie de sensores que ayudan al gato a la hora de caminar a oscuras, medir el espacio de un hueco por el que se va a meter, e incluso para cazar.

Los pelos que crecen sobre sus ojos les sirven para que, con el mínimo roce o contacto, puedan cerrarlos rápidamente protegiéndose de cualquier agente externo que pudiese hacerle daño.

Los bigotes disponen en su raíz de diferentes células sensitivas, las cuales se encargan de enviar a las diferentes áreas del cerebro todos los datos que captan. Por eso, es importante respetar esta parte de la anatomía felina y no recortar estos pelos.

Contacto

Perrygatos


Rosa Roldán Pérez
Correo electrónico: info@perrygatos.es

Teléfono: 649962426

formulario de contacto.

 

Incluida en el Registro de Entidades, Centros y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, en la sección 1ª con el número 832

 

Reconocimiento Rioja 2013 de Iniciación a la Excelencia Empresarial concedido por Gobierno de La Rioja a través de la Agencia de Desarrollo Económico (ADER)

Perrygatos dispone de hojas de reclamación en cumplimiento de la Ley 5/2013, de 12 de abril, para la defensa de los consumidores en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

 

Modelo

Google+

Tablón de anuncios

Consultas sobre comportamiento canino y felino

 

Todos los martes de 16:00 a 18:30 horas, estamos en Consulta en nuestra aula de Torremuña 15 bajo (Logroño).

 

Puedes solicitar tu cita, en el 649962426