Educación y conducta canina y felina CBATI, Dip.Professional Dog Trainer Guardería a domicilio Perros de Lectura
Educación y conducta canina y felinaCBATI, Dip.Professional Dog TrainerGuardería a domicilioPerros de Lectura

Elegir un buen alimento para nuestro perro

El perro consume alimento en función de su tamaño, edad y estilo de vida. Por supuesto, influye la calidad de ejercicio físico que realiza.


La mejor opción para alimentar a nuestro perro es un pienso bien equilibrado con los nutrientes que necesita y que ofrezca una excelente digestibilidad y buena asimilación.


Un alimento de calidad insuficiente puede provocar la aparición de deficiencias físicas importantes, mientras que un pienso con un exceso de grasas, carbohidratos y proteínas, además de convertirlo en un animal obeso, también puede generar la aparición de ciertas enfermedades.


Elegir pienso


En todo buen pienso para perros el ingrediente principal es la carne, que debería ir siempre en primer lugar. Para que un pienso cubra las necesidades dietéticas de un perro debe contener una proporción de proteínas/grasas de 2 a 1.


Cuando la proporción de proteína es excesiva, el sistema digestivo ha de trabajar más para procesarla y el riñón sufre excesivamente en la degradación de los componentes, lo que, añadido al desgaste de los órganos por la edad puede provocar problemas de insuficiencias renales que, a la larga, derivan en insuficiencias cardiacas por el efecto compensatorio de la circulación.


La proporción de calcio-fósforo ideal es 1/1. Ambos son minerales esenciales que los perros necesitan para mantener el equilibrio interno.


Casi ningún pienso indica la cantidad de lisina (que es uno de los aminoácidos esenciales que el perro no puede sintetizar y debe conseguir a través del alimento).


La composición ideal de un pienso (sobre todo si quiere llevar la etiqueta Premium) debe ser:


CARNE O PESCADO:
Debe ser el principal componente del pienso (1º en la lista), el porcentaje real será una vez deshidratado (la carne fresca puede contener más de un 50% de agua). Deben evitarse aquellas etiquetas que indiquen "subproductos" que pueden ser vísceras de animales enfermos, pezuñas, picos...


CARBOHIDRATOS
Normalmente han venido usando arroz. El perro como animal omnívoro los necesita, pero en cantidad moderada. Los cereales se utilizan para aportar energía a muy bajo coste, pero en grandes cantidades, suelen ser un factor importante en la aparición de algunas enfermedades como obesidad, diabetes, alergias... En algunos casos, se sustituye el cereal por tubérculo y leguminosas como el guisante. Son carbohidratos de más calidad y mejor digestión.


Hay marcas que optan por el maíz. El consumo excesivo de maíz se ha relacionado con algunas enfermedades del perro, como alergias, inflamación de las articulaciones, hinchazón, .... El maíz se metaboliza en los perros de forma similar a la forma en que el azúcar se metaboliza en el ser humano. En altas cantidades desequilibra la glucosa en sangre provocando cansancio, accidentes vasculares, hiperactividad y dificultad para concentrarse. Los estudios también han demostrado que altas dosis de maíz puede inhibir la serotonina en el cerebro. La serotonina es una importante sustancia química que reduce el estrés y la ansiedad. El cuerpo de un perro no puede procesar correctamente el maíz. Es difícil para ellos digerirlo por lo que prefiero otro tipo de carbohidratos.


CONSERVANTES
Existen los naturales (Vitamina E, C o Tocoferoles) que son los adecuados y también los sintéticos ( BHA, BHT o Etoxiquina), estos últimos prohibidos en alimentación humana por su potencial cancerígeno.


INCLUSIONES BOTÁNICAS
Ayudan a equilibrar y fortalecer la flora intestinal, y con ello la inmunidad del animal.


Algunas marcas incluyen Digest entre sus ingredientes. Es un complemento nutricional que se obtiene por la degradación enzimática controlada de diversos tejidos animales (vísceras de aves, pescado, hígado y pulmón de vacuno...etc) y que contribuye a la palatabilidad del alimento. El proceso de degradación se detiene añadiendo ácido fosfórico por lo que prefiero aquellos que no incluyen este complemento.


Alimentos a evitar


• Huesos, especialmente de ave (pueden dañarle la boca e incluso causarle alguna perforación en el estómago o en el intestino). Dale huesos artificiales elaborados con piel tratada que se comercializan en las tiendas especializadas.
• Sobras: la comida casera no es una fuente completa de nutrientes.
• Chocolate: contiene una sustancia llamada teobromina que, en grandes cantidades, puede ser tóxica para los perros.
• Leche y derivados lácteos: el exceso de grasa que contienen, pueden producir vómitos y diarrea, además de engordar.

Contacto

Perrygatos


Rosa Roldán Pérez
Correo electrónico: info@perrygatos.es

Teléfono: 649962426

formulario de contacto.

 

Incluida en el Registro de Entidades, Centros y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, en la sección 1ª con el número 832

 

Reconocimiento Rioja 2013 de Iniciación a la Excelencia Empresarial concedido por Gobierno de La Rioja a través de la Agencia de Desarrollo Económico (ADER)

Perrygatos dispone de hojas de reclamación en cumplimiento de la Ley 5/2013, de 12 de abril, para la defensa de los consumidores en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

 

Modelo

Google+

Tablón de anuncios

Consultas sobre comportamiento canino y felino

 

Todos los martes de 16:00 a 18:30 horas, estamos en Consulta en nuestra aula de Torremuña 15 bajo (Logroño).

 

Puedes solicitar tu cita, en el 649962426