Educación y conducta canina y felina CBATI, Dip.Professional Dog Trainer Guardería a domicilio Perros de Lectura
Educación y conducta canina y felinaCBATI, Dip.Professional Dog TrainerGuardería a domicilioPerros de Lectura

Ansiedad por separación

Algunos métodos para el tratamiento de los problemas de Ansiedad por Separación (y para otro tipos de problemas de comportamiento), están dirigidos a los síntomas y no a la raíz del problema y se basan en castigo al perro. No hemos de olvidar que el castigo es totalmente contraproducente y sólo aumentará la ansiedad del perro cada vez que lo dejemos solo. Por lo tanto, el castigo no es un método  aceptable para el tratamiento de la Ansiedad por Separación, ni para cualquier otro tipo de problema de comportamiento o aprendizaje canino.

 

Los perros que sufren de Ansiedad por Separación, suelen ser perros con problemas de hiperapego, aquellos que persiguen al propietario por  toda la casa, que no saben relajarse cuándo están solos (bien sea porque el propietario a salido de casa o bien sea que el propietario esté en casa pero el perro no tenga acceso a él). Perros que para poder descansar pueden necesitar tener contacto físico con el propietario, perros que duermen encima de la cama o en la habitación. El problema es que al no saberse relajar solo y estar pendientes en todo momento de si el propietario se levanta o no, hace que el perro no descanse lo suficiente y con esto se agrave el problema.

 

Debemos enseñarle a nuestro perro de manera positiva un sitio en el que poder relajarse, a poder ser un sitio de la casa no transitado, por ejemplo en una esquina del salón o en una habitación, un sitio donde el perro se sienta cómodo. Nunca debemos molestarlo cuando esté descansando, ese lugar que hemos habilitado para él debe ser su sitio de paz y tranquilidad.

 

  • Enseñarle educación básica (como puede ser el sentado, el tumbado o el quieto) para así evitar que nos siga por toda la casa, sería otra herramienta de gran utilidad.                                                                                                                                                                                            
  • Proporcionarle ejercicio físico, como por ejemplo: jugar con otros perros y juegos de estimulación mental (debemos tener en cuenta que tanto la falta como el exceso de ejercicio provocan estrés).

 

Desensibilizando las salidas

 

En primer lugar, debemos detectar cuáles son los principales estímulos que hacen que el perro empiece a darse cuenta que nos vamos y empiece a mostrar comportamientos ansiogenos (ej. cuando nos ponemos los zapatos, cuando cogemos la chaqueta, ...). Una vez detectados estos estímulos, procederemos a un Contracondicionamiento o Condicionamiento Inverso (consiste en presentar el objeto que provoca una conducta condicionada que queremos eliminar, ej. ponernos los zapatos y no salir de casa), este Contracondicionamiento o Condicionamiento Inverso lo debemos realizar con todos y cada uno de los objetos que estén condicionados a nuestra partida.

 

Una vez efectuado el condicionamiento inverso con todos los objetos, es decir, que nos pongamos la chaqueta, zapatos ..., y el perro no presente ningún tipo de comportamiento de ansiedad, pasaremos a lo que se conoce como Desensibilización Sistemática (esta técnica está dirigida a reducir las respuestas de ansiedad y eliminar las conductas motoras de evitación. Consiste en someter al perro a situaciones que le generan ansiedad o conductas asociadas de menor intensidad a mayor intensidad y siempre asociándolo con algo agradable, refuerzo positivo)

 

Un ejemplo de Desensbilización sistemática acorde con la Ansiedad por Separación, sería realizar todos los movimientos que realizamos antes de nuestra partida (los cuáles ya deberían estar contracondicionados), ir hacia la puerta, abrirla y sin llegar a salir cerrarla. Este ejercicio debería realizarse hasta que el perro no muestre ningún tipo de conducta de ansiedad, una vez superado este paso, realizaríamos lo mismo pero esta vez sí que saldríamos y cerraríamos la puerta como normalmente hacemos para a continuación abrir y entrar en el domicilio sin hacer ningún tipo de caso al perro, al igual que lo anterior deberíamos hacerlo hasta que el perro no muestre conductas de ansiedad, el siguiente paso sería igual que el segundo pero en lugar de cerrar y entrar, deberíamos esperar unos segundos o minutos, y así progresivamente hasta llegar a los 30 minutos. Una vez que el perro se quede solo durante una hora y media sin mostrar ningún tipo de comportamiento ansioso,  podemos considerar que ya se puede dejar solo todo el tiempo necesario.

 

Cabe decir que tanto en el Contracondicionamiento como en la Desensibilización Sistemática no hay que prestar atención hacia el perro ya que esto podría reforzarle inadecuadamente.

 

El perro no debe ser objeto de atención desmesurada ni durante nuestra salida ni durante nuestra entrada. No se trata de pasar de él pero tampoco de prestarle demasiada atención.

 

Durante el periodo en que el perro se encuentre solo, podemos dejarle la radio, un hueso, un juguete, esconderle comida "premios, trozos de pan duro, trozos de plátano congelado", el Kong, feromonas ... a la mayoría de perros les suelen gustar esta clase de juegos, pero es muy importante que el hecho de que le dejemos estas cosas no las asocie con nuestra partida, en el caso que las asociara, retirar inmediatamente.

 

Dado que la Ansiedad por Separación tiene un gran componente de hiperapego al propietario, debemos cambiar nuestra relación con nuestro perro por los menos durante tres semanas. Esto no romperá el vinculo entre propietario y perro, pero disminuirá la dependencia extrema del perro hacia el propietario, aunque para el propietario pueda ser muy difícil, hemos de tener presente que se creara una relación mucho más sana y feliz.

 

En casos graves de Ansiedad por Separación podemos apoyarnos en terapias alternativas (homeopatía, flores de bach ...) o farmacología.

 

Resumiendo….


Acostúmbralo a tus ausencias. Sal y entra todas las veces que puedas y espera….. No hagas caso a la primera que empiece a gimotear y, sobre todo, únicamente entra en casa cuando no se oiga ruido. Y nada de achuchones. Un simple saludo bastará. No debe entenderlo como algo especial porque se trata de una rutina que debe asumir.

 

Aparte de los juguetes comerciales, tipo Kong, te propongo un truco barato. En una botella de agua vacía (a la que hayas retirado la anilla), introducimos parte de su ración de pienso (mejor si lo mezclas con algún trocito de salchicha o de pavo). Se la dejas para que pueda entretenerse. Eso es un destrozo controlado. A la vuelta a casa, nos tocará barrer pero tendremos un perro cansado y feliz.

 

Contacto

Perrygatos


Rosa Roldán Pérez
Correo electrónico: info@perrygatos.es

Teléfono: 649962426

formulario de contacto.

 

Incluida en el Registro de Entidades, Centros y Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, en la sección 1ª con el número 832

 

Reconocimiento Rioja 2013 de Iniciación a la Excelencia Empresarial concedido por Gobierno de La Rioja a través de la Agencia de Desarrollo Económico (ADER)

Perrygatos dispone de hojas de reclamación en cumplimiento de la Ley 5/2013, de 12 de abril, para la defensa de los consumidores en la Comunidad Autónoma de La Rioja.

 

Modelo

Google+

Tablón de anuncios

Consultas sobre comportamiento canino y felino

 

Todos los martes de 16:00 a 18:30 horas, estamos en Consulta en nuestra aula de Torremuña 15 bajo (Logroño).

 

Puedes solicitar tu cita, en el 649962426